Buscando otra solución a la informalidad

Por: Manuel Valderrama Inga



En los últimos años, el Estado peruano se encuentra fomentando la incorporación de las MYPEs al sector formal para lo cual ha planteado diversas medidas. Una de estas fue la posible reducción de la tasa del Impuesto General a las Ventas (IGV), pero ¿esta sería la mejor manera de afrontar el problema? Para responder esta pregunta se necesita entender qué es lo que causa la informalidad en el país. Un estudio realizado por el Banco Mundial acerca de las causas de informalidad en América Latina distingue dos enfoques no mutuamente excluyentes1:

  • Según el enfoque de escape, luego de un análisis costo-beneficio, las pequeñas empresas deciden abdicar de la formalización al ser poco rentable. La solución bajo este enfoque sería reducir los costos de la formalización y/o aumentar sus beneficios.
  • Según el enfoque de exclusión, las pequeñas empresas, al no poder competir en un mercado formal por sus bajos niveles de productividad, se ven en la obligación de pertenecer a un mercado informal. La solución según este enfoque sería dar mayor capacitación productiva a los potenciales pequeños empresarios.

El Estado Peruano se ha enfocado, en su mayoría, a combatir la informalidad generando programas que facilitan la formalización. Un ejemplo de ello es la ejecución de la Ley MYPE2, reflejada en el nuevo Régimen Tributario para Microempresas (RMT). Esta iniciativa brinda facilidades para que las empresas se formalicen; logrando que empresas que se encontraban en el Régimen General, Régimen Especial de Renta y Nuevo RUS accedan al RMT.

Los programas que brindan facilidades para la formalización se basan en un escenario en el cual las empresas informales buscan formalizarse, ya que conocen sus beneficios, pero enfrentan restricciones en cuanto al costo y/o la complejidad del proceso. Sin embargo, lo cierto es que muchas empresas informales observan la formalización como un costo y/o tramite innecesario e injustificado, y esto se debe principalmente a que muchas no conocen sus beneficios. En el mundo de la informalidad, la formalización puede ser entendida como un costo sin beneficios.

La reducción del costo para formalizarse o nuevas facilidades de formalización no cambiarán, por sí mismas, el pensamiento de los negocios acerca de la formalización. Para que las campañas de formalización empresarial tengan un impacto efectivo, el Estado Peruano debe mejorar las campañas informativas acerca de los beneficios de la formalización, además de hacer programas que tornen más productivos a los potenciales pequeños empresarios para que cuenten con las capacidades de competir en el mercado. Estas posibles soluciones dan respuesta de manera integral a los dos enfoques causales de informalidad propuestos por el Banco Mundial. La informalidad debe atacarse con una estrategia completa, no con medidas aisladas.

24 octubre 2018

 

1 G. Perry, W. Maloney, O. Arias, P. Fajnzylber, A. Mason, y J. Saavedra-Chanduví (2007). Informalidad: escape y exclusión. Estudios del Banco Mundial sobre América Latina y el Caribe. Washington, DC.