Actualidad y metas para el sector energético nacional

Por: Estudios Económicos y Sectoriales - FRI ESAN



El desarrollo económico peruano durante los últimos años se ha visto ligado al crecimiento de la demanda interna y condiciones internacionales favorables para la exportación de commodities. El sector energético proveyó la base para esto, conscientes de su importancia, el Ministerio de Energía y Minas planteó en el 2013 el Plan Energético Nacional 2014-2025, que permitiría guiar el desarrollo del sector energético para que sea capaz de equiparar y mantener el crecimiento de la economía. De esta manera. la producción de electricidad aumentó en 125% entre 2003 y 2016, mientras que la producción de hidrocarburos líquidos y gas natural en 100%, en ese mismo periodo, el PBI tuvo un crecimiento de alrededorde 100%[1].

A nivel de las energías primarias, la producción energética en el Perú se encuentra mayormente explicada por el uso de combustibles fósiles, este sector fue el de mayor crecimiento en los últimos años gracias al inicio del uso intensivo de gas natural, mientras tanto los recursos renovables aportaron alrededor del 10% del total.

Los indicadores de cobertura de energía, basados en el desempeño del gas y la electricidad, han mostrado una mejora en su desempeño, señalando las siguientes cifras para el 2017:

Como se puede inferir a partir de estos indicadores, aún quedan pendientes objetivos importantes, como lograr la cobertura total en electricidad o incrementar el número de usuarios del gas natural. Con base en esto indicadores, y en la promoción de competitividad en la energía, el Ministerio de Energía y Minas (MINEM) desarrolló una serie de objetivos y proyectos al 2025, entre estos resaltan:

(i) Contar con abastecimiento energético competitivo.

Para lo cual se prevé el desarrollo de una política de eficiencia energética en los sectores residencial, transporte e industrial, la cual contiene lineamientos para la modernización de los siguientes sistemas que beneficiarían a distintos sectores.

En la Tabla 2, se considera:  R para Sector Residencial, P para sector Público e I para sector Industrial.

(ii) Lograr la seguridad y el acceso universal al suministro energético.

Para lo cual se prevé el desarrollo de los siguientes puntos:

  • Masificación del gas natural a nivel nacional

Proyecto de construcción de redes de gasoducto para la implementación del uso de gas natural en 26 ciudades. Actualmente los informes de avance de Osinergmin nos permite conocer el avance de tres concesiones:

  • Cobertura eléctrica cercana al 100%

Es necesario dirigir esfuerzos a conectar zonas rurales, sobre todo aquellas de difícil acceso, para esto se debe promover proyectos de suministro eléctrico fuera del sistema integrado, por ejemplo, la instalación sistemas fotovoltaicos (off-grid) en poblaciones alejadas.

(iii) Desarrollar los recursos energéticos de manera óptima, con mínimo impacto ambiental y bajas emisiones de carbono, en un marco de desarrollo sostenible.

Para lo cual se prevé el desarrollo de los siguientes puntos:

  • Contribución de los recursos energéticos renovables no convencionales (RER) al 5%

Esta es la meta en la que más se ha avanzado, actualmente la contribución de las fuentes RER a la producción eléctrica es de 4.8%. Considerando los resultados globales de las licitaciones recientes, es factible revisar estos límites y promover la competencia entre las diversas fuentes.

  • Mantener el balance hidro/gas en la generación eléctrica

En un esfuerzo por no depender excesivamente de la producción a partir del gas natural, diversificar la dependencia de una sola fuente renovable y lograr una mejor interacción entre ambas industrias.

  • Innovación y eficiencia energética

Requiere contar con un marco que recoja las tendencias globales en los mercados de energía y en particular un uso eficiente de los recursos. La innovación central se da en la producción con energías renovables y la electrificación creciente de la matriz energética.

  • Integración energética regional

A pesar de que actualmente se exporta gas y electricidad a países de la región e incluso a Europa, en el caso del gas, la integración energética regional aún se encuentra en la etapa inicial, donde solo se han llevado a cabo conversaciones bilaterales entre países, como es el caso de Bolivia y Chile y aún no se ha formalizado ningún acuerdo.

Como se puede observar algunos de los proyectos ya se encuentran avanzados y están teniendo efectos visibles en el desarrollo nacional, mientras que otros recién están en etapas iniciales y marcarán la pauta para el desarrollo del sector energético en el futuro, presentando mejoras y avances, así como retos a nivel de la industria, la labor del regulador y la interacción con otros sectores y otros organismos del Estado. Para conocer el funcionamiento del mercado energético y la interacción entre los reguladores y los actores del mercado, se le invita al lector a llevar el DIPLOMA DE ESPECIALIZACIÓN EN DERECHO Y REGULACIÓN DE ENERGÍA, que adentrará al alumno en la compleja estructura del sector energético, explicando el papel que desempeña la regulación en el sector energético nacional e internacional.

Artículo elaborado en colaboración con: EDWIN QUINTANILLA,

Gerente de Supervisión Minera de OSINERGMIN.

 

[1] Extraído del Plan Energético Nacional 2014-2025. http://www.minem.gob.pe InformePlanEnerg%C3%ADa2025-%20281114.pdf

Cifras Actualizadas al 2016